Los operadores de swaps y los economistas están en desacuerdo sobre la decisión que se anunciará el jueves sobre la tasa de interés de México. Mientras el mercado predice un aumento, la mayoría de los analistas esperan que los costos de endeudamiento permanezcan sin cambios.

Las probabilidades implícitas actuales muestran que los operadores ven una probabilidad del 56.3% de un aumento de un cuarto de punto al 8% en la tasa de interés interbancaria a un día, mientras que la mayoría espera un incremento de entre un cuarto y medio punto adicional para fin de año. La mayoría de los economistas prevé que la tasa se mantendrá en un 7.75% hasta el final de 2018, según una encuesta de Bloomberg.

Mientras que los analistas se centran en el alza del peso y su impacto en los costos de las importaciones, los operadores observan los datos recientes que mostraron una inflación más alta de lo esperado. El peso fue en julio la moneda de mejor desempeño en el mundo luego que se disipara la preocupación por la elección de Andrés Manuel López Obrador como presidente y aumentara el optimismo por las negociaciones comerciales con Estados Unidos. La inflación ha superado las previsiones de los economistas en cuatro de los últimos cinco informes debido al aumento de los precios del gas, la gasolina y los alimentos.

«Los operadores han sido sorprendidos al alza debido a la inflación y piensan que Banxico puede elevar por eso, mientras que los analistas están mirando la apreciación del tipo de cambio», señaló Carlos Capistrán, economista en jefe para México y Canadá de Bank of America Merrill Lynch. «No espero más alzas de Banxico, pero ciertamente los riesgos están inclinados hacia más alzas si es necesario».

Capistrán espera que el banco central deje las tasas sin cambios hasta fines de 2018.

Alonso Cervera, director general de investigación de mercados emergentes de Credit Suisse, se encuentra entre la minoría que espera un aumento de tasas esta semana. Cervera esperaba que las tasas se mantuvieran sin cambios, pero cambió su pronóstico después del informe sobre la inflación de principios de julio que se publicó el 24 de julio. Los datos mostraron que la inflación se aceleró más de lo esperado a un 4.85%, superando el mínimo de 16 meses del 4.% registrado en abril, debido al aumento de los precios de la gasolina y algunos alimentos.

«Un aumento de la tasa de interés este jueves sería coherente con el reconocimiento del banco de que el panorama de inflación no es lo que el banco pensó hace unas semanas, incluso si el peso está en el lado fuerte», escribió Cervera en un correo electrónico en respuesta a preguntas. «El banco central tiene una meta de inflación, no del peso».

fuente: economía hoy

CategoryOpinión

© 2018 by LEFP

logo-footer

            

error: Content is protected !!